Catálogo de conferenciantes

Deportistas Motivacionales

  • Arturo Brizio

    Arturo Brizio

Corría el año de 1970 y en una reunión en casa de mis padres se escuchó la orden: ¡chamaco, ve por refrescos y cigarros! Era un domingo por la tarde y las tiendas cercanas se encontraban cerradas. ¿En qué me voy? Inquirí a mi progenitor y la respuesta fue “llévate el coche del chino”.

Pues ahí tienen amigos que su atento y seguro servidor, Arturo Brizio Carter, con 14 años de edad, se dirigía a las compras en un auto que pertenecía al mismísimo Arturo Yamasaki, bautizado por don Ángel Fernández como el ‘Árbitro de América’.

Lo que da origen a esta anécdota es que en Grama 108, cerca del Estadio Azteca y casa de la Familia Brizio se daban cita después de los partidos los mejores silbantes de México para, junto con mi padre don Arturo, degustar botanas, echar una copita (o a veces hasta dos) y conversar del tema que desde entonces me ha apasionado: El arbitraje.

Junto con mi hermano Eduardo aprendí a manejar en los autos de esos personajes y así tripulé el ‘vocho’ de Yamasaki, el MG del ‘Pato’ Molina, el Falcón de Mario Rubio, el Barracuda de Domingo de la Mora, el Volkswaguen cerecita de Joaquín Urrea y hasta un Mercedes Benz negro propiedad del profesor Diego de Leo.

Aprendí a manejar pero también a admirar a estos hombres y la actividad que desempeñaban en el deporte de mis amores y aunque debo confesar que en aquellos despreocupados días no pasaba por mi cabeza la idea de ser árbitro, su afecto y generosidad ayudaron a forjar mi carácter.

En 1976, con 20 años de edad ingresé a la Facultad de Derecho de la U.N.A.M. y al curso institucional de la FEMEXFUT dirigido por don Alfredo Fabela Rodas e impartido por los profesores Rafael Valenzuela y Marín, y el propio Yamasaki.
A la mitad del curso nos pusieron a arbitrar sin tener la menor noción en una Liga de las más bravas del D.F. La Invernal de Guadalupe que era conocida como la ‘Infernal’.



Mi primer partido fue un desastre; amonesté sin ton ni son, expulsé, marqué penales, nunca vi a los asistentes y no me mataron de milagro. De vuelta a casa, lleno de polvo y con el orgullo malherido, sentado en un vagón del Metro lloré, lloré de rabia y me juré nunca volver a pitar.

Por la tarde de ese domingo aciago me duché, asistí a Misa y decidí que terminaría el curso e intentaría aprender a arbitrar.
Gracias a esa decisión permanecí 22 años dentro del arbitraje cuyo aroma aún hoy me perturba y corre por mis venas como una droga.

Por el arbitraje pasé ratos inolvidables, conocí lugares remotos, hice amigos, aprendí las ventajas de la disciplina y pude estar en las entrañas del fenómeno socio-cultural-económico más grande en la historia de la humanidad: Esa religión de religiones llamada futbol.

Por cierto y para terminar les platico, queridos amigos, que gracias al arbitraje pude asistir, representando a México, a Juegos Centroamericanos, Copa de Oro, Mundial Sub-17, Mundial Sub-20, Juegos Olímpicos, Copa América y dos Copas del Mundo amén de haber dirigido 10 Finales de torneos mexicanos.
Gracias a todos aquellos que, de una forma u otra tienen que ver con esta hermosa carrera por que de ellos sigo aprendiendo como en esas tardes dominicales a los 14 años de edad.


CONFERENCIAS

TRABAJO EN EQUIPO. ¿FANTASÍA O REALIDAD? Para todo tipo de público, en ella ponderamos las ventajas de la asociación, el liderazgo, la búsqueda de la excelencia, entre otras cosas. Duración: 2 horas.

DECISIONES CON VALOR. Esta la piden para grupos de jóvenes, Universidades y Tecnológicos. Aquí se marca la importancia de las decisiones que tomamos y como influyen en el entorno. Duración: 1:45.

SERVICIO A PROFUNDIDAD. Fuerza de ventas, empleados de mostrador y en general, todo aquel que ofrece bienes o servicios. Aprovechando el símil futbolístico de la frase “servicio a profundidad” como preámbulo de algo emocionante, en ésta plática se sugieren las bases para efectivamente brindar un servicio de excelencia. Duración: 1:45.

CHARLEMOS DE ARBITRAJE. Para clubes deportivos y algunas carreras universitarias. De manera coloquial se explica la dificultad de hacer valer la autoridad en el difícil mundo del futbol profesional y amateur. Duración: 1:30.

cerrar ó Esc Key

Estimado usuario:

Hemos registrado su interés en este conferenciante.

Puede agregar cuantos conferenciantes desee y serán enlistados en la columna del lado derecho de su pantalla.

Una vez que desee enviar una solicitud de cotización presione la liga "solicitar cotización"